#NoMasVeolia Un monstruo de mil cabezas que azota a varios municipios en Sucre #NotiSincelejo

A mediados del año 2001 el gobierno nacional buscaba  alternativas para solucionar el eterno problema de la falta de agua potable en la capital Sucreña y para ello propuso que el manejo de los acueductos y alcantarillados de Corozal y Sincelejo fuera entregado a un operador privado que ademas asumiera las inversiones necesarias para la optimización, modernización y ampliación de cobertura y fue así cómo llegó Aguas de la Sabana, cuya única inversión inicial fue la de imprimir las facturas y contratar cuadrillas que se encargaban de suspenderle el servicio a quien no pagara a tiempo y finalmente negoció el contrato con la multinacional Veolia que actualmente “ presta el servicio “.

Por cerca de 20 años, las empresas operadoras han disfrutado de jugosas utilidades mientras los usuarios pagan altas tarifas a cambio de un pésimo e intermitente servicio y el famoso “ plan de inversiones “ finalmente se limitó a decenas de proyectos de papel cuyas ejecuciones dependen de dineros públicos y de no ser por por el plan 90/24 estructurado por el entonces alcalde Jairo Fernandez Quessep que gestionó más de 110.000 millones que permitieron la construcción del tanque de La Pollita, varios posos profundos con sus redes de conducción, reposición de redes y ampliación de cobertura, Sincelejo seguiría dependiendo hoy de los carro tanques en más de un 50% para el suministro de agua.

El contrato está próximo a vencerse y las directivas de Veolia no se resignan a perder su mina de oro y por eso no ahorran esfuerzos para lograr su prórroga.

Hoy los pueblos de Corozal y Sincelejo ponen su esperanza en que el gobierno de Gustavo Petro se ponga de su lado para derrotar al monstruo de mil cabezas llamado Veolia.