#Elecciones2022 Nombrar jefe “antiFICO“ y eliminación de la Procuraduría, dos salidas en falso de Sergio Fajardo

A pesar de haber resultado ganador de la consulta  “Centro Esperanza“,  en la que obtuvo una pobre votación, el candidato presidencial Sergio Fajardo no ha logrado hacer despegar su campaña: incluso, es superado en varias encuestas por Rodolfo Hernandez: por eso, y en un acto desesperad,  lanzó su estrategia “La remontada“, con la que busca acercarse a los punteros FICO Gutiérrez y Gustavo Petro. Sin embargo, todo indica que quienes diseñaron esa estrategia pensaron más en causar polémica que en conquistar electores, ya que sus dos acciones principales, un jefe “ antiFICO “ y la propuesta de eliminar la Procuraduría, no fueron bien recibidas por la opinión pública.

Aunque lleva muchos años alejando de las aulas y dedicado a la política, Sergio Fajardo aún sigue siendo visto por muchos como un docente, de allí el desconcierto tras el nombramiento del megacontratista Ariel Avila como jefe “ antiFICO “,  quien no se sonroja al reconocer como tal y con orgullo, y de paso anunciarse como la persona encargada de desarrollar la campaña negra contra FICO Gutiérrez.

Ávila, quien posa de líder de opinión y acaba de ser elegido senador por el partido Alianza Verde, es conocido por ser beneficiario de grandes contratos con entidades del estado a través de la ONG PARES. Sus “investigaciones“ sobre el conflicto armado y corrupción, tienen la particularidad de que nunca mencionan a los funcionarios que le otorgan los jugosos contratos, tal es el caso de las alcaldías de Santa Marta, Bogotá, Cali, Medellín y la gobernación del Magdalena, entre otras.

La otra propuesta de Sergio Fajardo que dejó a más de uno viendo un chispero,  es la de eliminar la Procuraduría General de la Nación, una entidad que actualmente adelanta varias investigaciones contra él, supuestos actos de corrupción en temas relacionados con Hodroituango, entre otros: además, resulta inapropiado e inconveniente plantear la eliminación del ministerio público en la actual coyuntura política y la alta polarización que vive el país. 

Los estrategas de Fajardo no han sabido leer el momento actual de la campaña y optaron por la guerra sucia contra FICO Gutiérrez,  y de paso desaprovechan la mala hora de la campaña de Petro.

Así las cosas, FICO se consolida, Petro se derrumba y Fajardo no despega y se destiñe con estas dos salidas en falso.