El oscuro legado del Clan Fernández en Sincelejo

Por más de 40 años, el Clan Fernández ha estado enquistado en el poder en la capital sucreña , Jairo Fernández Quessep fue concejal de Sincelejo por varios periodos y manejó la secretaria de educación municipal por más de 20 años y fue alcalde en el periodo 2012 – 2015, la procuraduría lo destituyó e inhabilitó por 11 años por corrupción en un contrato por más de 660 millones que eran para la educación de los niños más pobres, la Corte Suprema de Justicia investigó a Jairo Fernández Quessep por paramilitarismo y homicidio, su sobrino, Mario Fernández fue concejal de Sincelejo en el periodo 2.007 – 2.011, y en 2.014 fue elegido senador y hubo denuncias de que le exigió 25 votos a los empleados y contratista de la alcaldía, su paso por el congreso estuvo marcado por sus escándalos y es investigado por corrupción, paramilitarismo, homicidio y por falsificar su diploma de bachiller, nunca gestionó ningún proyecto para Sucre.

Durante la administración del Clan Fernández, en Sincelejo se aumentó la presencia de bandas crimínales, el mircrotráfico, los atracos y homicidios, la ciudad retrocedió en materia de infraestructura y se dispararon la inflación, la informalidad y el desempleo.

El Clan Fernández es además el responsable de que en Sincelejo no exista hoy un sistema de transporte y son los creadores de “ El cartel de las grúas “ que persiguió a los Mototaxis.

Mario Fernández y su grupo político han sumido a Sincelejo en el atraso y la miseria y fue denunciado por un grupo de madres comunitarias por el robo de los dineros de la alimentación de los niños del ICBF y aún así hoy quiere ser gobernador de Sucre, pero un grupo de ciudadanos indignados no está dispuesto a permitir que el daño irreparable que El Clan Fernández le ha hecho a Sincelejo quede en la impunidad.

En redes sociales circulan imágenes que expresan un sentimiento popular.