Desinformación y noticias falsas la otra batalla de Héctor Olimpo.

Al igual que las guerras y la política el éxito de la lucha contra el covid 19 depende en un alto porcentaje del manejo adecuado de la información, las redes sociales han jugado un papel crucial ya que su inmediatez ha permitido alertar al mundo sobre la gravedad de la amenaza que representa el virus para la humanidad, sin embargo personas inescrupulosas y otras por equivocación ponen a circular información falsa que en muchas ocasiones logran despertar el morbo coletivo haciéndose viral y llevando a las personas a tomar desiciones equivocadas lo que complica y hace más crítico el problema. 

Sucre no es la excepción y en medio de la incertidumbre que enfrentan miles de familias  cuyos ingresos dependen de actividades informales en la calle un falso rumor de que la gobernación entregaría ayudas humanitarias como mercados y dinero en efectivo llevó a cientos de personas a reunirse frente a la sede de la administración departamental y hubo momentos de tensión al estrellarse con la realidad y es que todas las ayudas gubernamentales llegarán a través de los instrumentos de caracterización que tiene el estado a fin de que los reciban quienes realmente las necesitan.

Héctor Olimpo así lo entendió y con el mismo ímpetu con que afrontó la campaña electoral y con el que ha mantenido una intensa actividad de gestión y liderazgo y con sus decisiones y acciones que hasta este momento son de las más efectivas en la prevención del CoronaVirus a tal punto que a la fecha nuestro departamento no registra ni un solo caso, además viene sosteniendo una comunicación fluida con el pueblo Sucreño a través de todos los medios de comunicación y redes sociales con lo que ha evitado que prosperen falsas noticias y desinformación que agravarían la ya crítica situación.

La llegada el covid 19 a Sucre és inminente y sus consecuencias impredecibles pero los Sucreños hoy sentimos que por primera vez tenemos un gobernador dispuesto a dar la batalla por la salud y la vida de todos y cada uno de nosotros.